sábado, 12 de enero de 2008

in.limbo

no destruyas la parte suave
ni aplastes los mosquitos que te pican
no dejés semiabierta la puerta
que sabés más tarde vas a cerrar
ni me espiés tan grosero tan estoico
no me dejés estar así:
en medio de la fiesta
buscándote mientras reinventás
el silencio taoista
sin rebordes y una vez más
a punto de mutar.

en esos lugares
en dónde el caos
anula sistemático al orden
ahí se encuentran cosas muy distintas
a las que alguna vez simulamos ser.

2 comentarios:

j. dijo...

bello!

bp dijo...

tristiño!
gracie